Son 13 los elementos químicos esenciales que cualquier planta necesita para vivir y desarrollarse correctamente. Todos ellos los toman del suelo disueltos en el agua que absorven por las raices.

Los 13 elementos químicos se encuentran agrupados en grupos de: Macronutrientes, que son aquellos que las plantas absorben en cantidades grandes, encontramos al Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre y el grupo de los Micronutrientes, que si bien son absorvidos en menor cantidad, son tan necesarios como los macronutrientes. En este grupo podremos encontrar el Hierro, Zinc, Manganeso, Boro, Cobre, Molibdeno y Cloro.

Todos estos elementos se encuentran en el suelo, a veces la concentración de alguno de ellos puede disminuir, o bien la planta no logra absorverlos.
Así es como comienzan a aparecer algunos síntomas, como en el caso en el que las hojas comienzan a decolorarse y se tornan de color amarillento mientras que sus nervios continúan verdes.
En este caso estaríamos frente a una clórosis férrica o también llamada carencia de hierro. Recuerden que con el abonado, aportamos lo
necesario

Funciones de los micronutrientes minerales :

  • Hierro (Fe) : es fundamental para que se pueda formar la clorofila . Procede del suelo y del uso de fertilizantes.
  • Cobre (Cu): es muy importante para el crecimiento vegetal. Activa ciertas enzimas y forma parte del proceso de formación de clorofila. Ayuda en el metabolismo de la raíces y consigue que las plantas utilicen mejor las proteínas.
  • Zinc (Zn): participa en la formación de las auxinas, un grupo de hormonas vegetales que controla el cremiento vegetal. Resulta esencial en la transformación de los hidratos de carbona
  • Cloro (Cl): interviene en el metabolismo de la planta. Es procedente del suelo
  • Manganeso (Mn): interviene en la formación de la clorofila. Participa en el proceso enzimático relacionado con el metabolismo del nitrógeno y en la descomposición de los carbohidratos. Procede del suelo.
  • Molibdeno (Mo): necesario para que las plantas leguminosas puedan fijar el nitrógeno atmosférico.
  • Boro: contribuye en la formación de los carbohidratos y resulta esencial para el desarrollo de la semilla y de los frutos.
Funciones de los macronutrientes.
El N, S y P, junto con C, H y O, son los constituyentes mayoritarios de las moléculas estructurales de las plantas.
- Nitrógeno: es un nutriente de gran importancia debido a su presencia en las principales biomóléculas de la materia vegetal.
- Azufre: El azufre es el nutriente relativamente menos investigado debido a la falta aparente de carencias de S en los cultivos, dificultades analíticas y el aporte indirecto de S como acompañante de otros abonos y plaguicidas.
- Fosforo : el fosfori interviene en la fotosintesis al ayudar a transformar la energia solar en energia quimica. La energia que las plantas consiguen de la fotosintesis es almacenada en forma de fosfatos que posteriormente seran utilizados por la planta para crecer y reproducirse. El P tambien permite una correcta maduracion de la planta, facilira el crecimiento y promueve la formacion de las raices y las flores ya que interviene en la division y alargamiento celular. Ademas de esto, incrementa la resistencia de las plantas a bajas temperatura y las hace mas resistente a las enfermedades.

external image nutrientes.jpg
.

Deficiencias de nutrientes en las plantas:


No todos los problemas de las plantas, son a causa de los insectos o las enfermedades. A veces, una planta saludable está sufriendo una deficiencia de nutrientes o quizás tiene demasiados nutrientes. Las deficiencias de nutrientres en las plantas, a menudo se manifiestan como decoloración en las hojas. Aquí veremos los problemas más comunes, aunque, suele suceder que muchos problemas tienen síntomas similares, y a veces se trata de varios problemas juntos.

Cuando se decolora el follaje, y las plantas no crecen, se puede deber a que el suelo es demasiado húmedo y hay un mal drenaje, o bien, el suelo está demasiado compacto para que la raíz crezca en buenas condiciones. Si se ve algún problema en las plantas, busquen primero si hay insectos o enfermedades.

Un nutriente esencial es un nutriente que no puede ser sintetizado por el organismo pero que es necesario para el funcionamiento normal de este. Entre ellos se encuentran algunas vitaminas, minerales, ácidos grasos y aminoácidos.
Los nutrientes esenciales son diferentes para cada especie. Muchos de los nutrientes esenciales se necesitan solo en pequeñas cantidades y el cuerpo es capaz de almacenarlos y reutilizarlos. Así, los sintomas de deficiencia pueden aparecer largo tiempo después de que el nutriente no este disponible.

Algunos nutrientes esenciales pueden ser tóxicos en dosis exageradas ( la hipervitaminosis es la excesiva acumulación de una vitamina, lo contrario de la avitaminosis (falta de vitamina) en el organismo, que puede llevar a diferentes trastornos dependiendo de que vitamina se trate); por ejemplo, un sobredosis de hierro puede producir un exceso de radicales libres que el organismo no puede afrontar. Otros se pueden tomar en grandes cantidades sin perjuicio ni beneficio alguno.


La Nutrición de las Plantas de Interior

La nutrición es para las plantas tan importante como para cualquier ser vivo. Sin embargo, hay que saber cuál es el momento más adecuado para nutrirlas.

La necesidad de nutrientes para las plantas de interior aumenta en la primavera y el verano, no siendo recomendable alimentarlas desde otoño hasta que regresa la primavera, pues en esta época que surgen los brotes.

Desde el primer momento que se coloca la planta en nuestro hogar, es importante darle nutrientes, ya que sin duda en el vivero le habrán dado desde que nació.

Los nutrientes de estas plantas son en su mayoría fertilizantes y abono para que crezcan más fuertes, y saludables y para que estén más protegidas contra enfermedades y plagas.

Las presentaciones de estos nutrientes son muy variadas. Podemos encontrarlos en forma de tabletas o líquidos, o de nutrientes foliares. Es fundamental que sea un nutriente especial para plantas de interior, para que así supla los requerimientos de cada planta.

Los fertilizantes en forma de tabletas debe introducirse -por lo general- en la tierra húmeda donde se haya sembrada la planta. El líquido normalmente se mezcla con el agua que se riega a la planta, y en el caso de los nutrientes foliares se rocían sobre las hojas de la planta.

Una dieta balanceada (para plantas...)


external image indbul2a.gif
El carbono, hidrogeno, y el oxigeno son considerados los elementos esenciales.
external image indbul2a.gif
El nitrógeno, el potasio, y el fósforo se obtienen del suelo y son los macronutrientes primarios.
external image indbul2a.gif
El calcio, el magnesio y el azufre son los macronutrientes secundarios que se necesitan en menor cantidad.
external image indbul2a.gif
Entre los micronutrientes, necesarios en muy pequeñas cantidades y tóxicos cuando aumenta su concentración, encontramos al hierro, manganeso, cobre, zinc, boro, y cloro.
Un fertilizante completo provee los tres macronutrientes primarios, alguno de los secundarios y micronutrientes. El producto comercial generalmente posee una etiqueta con números como 5-10-5, que hacen referencia al porcentaje en peso de los macronutrientes primarios.

Nutrientes de algunos vegetales


Cebolla: Rica en vitamina C y zinc. Es preferible consumirla en crudo. Entre sus beneficios para el organismo, ayuda a la eliminación de colesterol, regula el nivel de grasa en sangre o previene la arteroesclerosis. Es muy recomendable para problemas circulatorios.

Brécol, coliflor, repollo, lombarda. Esta familia de hortalizas es rica en vitamina C, A, B1 y B2, lo que ayuda a asimilar mejor el hierro. Uno de los síntomas de niveles bajos de hierro en sangre es una fatiga constante y falta de energía. También son ricas en betacarotenos, con efectos sobre la nutrición de los tejidos y el buen aspecto de la piel.

Esparrágos: Son un refrescante natural del organismo. El 95% de su composición es agua. Son ricos en minerales como potasio, fósforo, calcio, magnesio y cobre y vitaminas B1, C, A, E y ácido fólico. Se caracterizan por ser depurativos, diuréticos y laxantes por su alto contenido en fibra, pero no están indicados para los enfermos del riñón.


El exceso de nutrientes también es muy perjudicial: crecimiento exagerado, formando plantas débiles y tiernas y, por tanto, más propensas a las plagas y enfermedades, al viento, a la lluvia y al granizo, al frío,...