racine.jpg
racine.jpg


Ontogenéticamente, la raíz se origina a partir de la radícula del embrión o polo radical del eje embrionario y se conoce como raíz principal o primaria. Es la primera de las partes del embrión que se desarrolla durante la germinación de la semilla; se distingue primero con una porción poco diferenciada (radícula), con una cubierta en su punta (coleorhiza), que al desarrollarse, constituye la raíz primaria con su tejido de protección en la punta, denominada caliptra o cofia. La radícula crece, dando origen a la raíz principal y se fija al suelo desde los primeros estadios, de esta forma se garantiza el posterior crecimiento y desarrollo de la planta; a partir de la raíz primaria se forman raíces laterales. En las plantas se puede distinguir otro tipo de raíces: las adventicias, las cuales se originan de otras partes de la planta diferentes al embrión (tallos y hojas). Este último tipo es frecuente en las monocotiledóneas, en particular en las Gramíneas como: maíz, arroz, sorgo y en dicotiledóneas propagadas vegetativamente

DEFINICION DEL TERMINO :

La
raíz es un órgano vegetal generalmente subterráneo, carente de hojas, que crece en dirección inversa al tallo, y cuyas funciones principales son la fijación de la planta al suelo y la absorción de agua y sales minerales. Se distinguen varios tipos :

Raíz columnar: crece verticalmente hacia abajo y ramifica hacia los lados raicillas más débiles. De esa manera queda bien sujeta al suelo y para la absorción de alimentos alcanza gran profundidad y anchura. Por ejemplo la judía.

Receta utilizando las judias verdes en este caso:

Verduras y Legumbres: Judías Verdes facilísimasexternal image 0.jpg

Ingredientes:
- 1 Kg. de judías verdes.
- 2 Tomates cortados en 4.
- 1 Diente de ajo.
- 2 Cucharada de aceite de oliva.
- Un poco de sal en grano.


Elaboración:
En una cazuela pones el aceite el ajo y los tomates los apachurras un poco y le agregas las judías recién lavadas y escurridas pero sin secar, agregas la sal. Tapas tu cazuela y lo dejas hervir unos 15 o 20 min. (según te gusten de tiernas). Meneas de vez en cuando y ¡listo! te quedan buenísimas.


Raíz napiforme: es muy importante en las plantas ya que es muy grande y dentro de ella guarda reservas de nutrientes, esto le sirve a la planta para mantener unas condiciones optimas . Por otra parte la raíz también serviría para sobrevivir a los vientos muy fuertes y su principal función es absorber los suficientes minerales requeridos por la planta. La encontramos en zanahorias, rábanos y remolachas

Receta de una ensalada de zanahorias y remolacha:
dghfgdfjhghfjgfhj.jpg
INGREDIENTES:
remolachas cocidas
zanahorias ralladas
Apio picado
huevos duros
Tomate fresco cortado
MODO DE PREPARACIÓN:
Colocar en una fuente las remolachas cortadas,y agregar las zanahorias,apio ,huevos y los tomates, agregar sal aceite y mayonesa unir todo llevar a la heladera.


Raíz fasciculada: la raíz principal detiene temporalmente su desarrollo y es alcanzada en longitud por las raíces secundarias, las que continúan creciendo, de tal modo que solo aparece como un fascículo de raíces delgadas.Un ejemplo de raíces fasciculadas son la cebada y el trigo.

Las raíces pueden experimentar modificaciones estructurales pronunciadas, que pueden ser consideradas, en la mayoría de los casos, como adaptaciones al medio ambiente o bien como consecuencia de una especialización funcional diferente a la típica. Entre éstas se encuentran:



  • 1. Raíces reservantes: se presentan principalmente en plantas vivaces, es decir, aquellas donde los órganos epígeos desaparecen durante las épocas adversas, y también en muchas plantas bianuales. En éstas últimas, el órgano de reserva se forma durante el primer año, con una parte aérea muy corta, y en el segundo año el tallo se alarga y produce flores para lo que se utilizan las reservas almacenadas en la raíz. Desde el punto de vista anatómico, existen distintas variaciones estructurales en las raíces reservantes, pero en todas ellas se presenta abundancia de parénquima de reserva. Entre los tipos de raíces reservantes se encuentran:
    • Raíces napiformes, son aquellas raíces principales (axonomorfas) que se engrosan total o parcialmente por acumulación de sustancias de reservas. Consecuentemente, este tipo de raíces sólo se producen en dicotiledóneas. La zanahoria y el nabo son ejemplos de este tipo de raíces.
    • Raíces caulinotuberosas: En este caso, el engrosamiento ocurre tanto en la axonorriza como en el eje hipocótilo. Ejemplo: remolacha, batata. En el caso del colinabo, el segmento del tallo que sigue al hipocótilo también participa en el engrosamiento.
    • Raíces tuberosas: Este término es usado cuando todas las raíces que forman el sistema radical aparecen engrosadas, por la acumulación de sustancias de reserva y agua. Ejemplo: yuca, yuquilla. Las raíces tuberosas se forman como un racimo desde la corona o base de la planta desde donde surgen los tallos. Durante la estación de crecimiento, estas raíces se especializan en la reserva de nutrientes que la planta produce en las hojas.
    • Tubérculos radicales: En este caso el engrosamiento ocurre en la porción apical de raíces adventicias provenientes de los nudos inferiores del tallo y son características en algunas especies silvestres como por ejemplo el lairén.
    • Xilopodio: Es el término que se utiliza cuando la axonorriza de un sistema radical axonomorfo se lignifica y reserva agua. Este tipo de raíces es característico de algunas especies subarbustivas de sabanas, donde la precipitación es reducida, razón por la cual se desarrolla tejido acuífero (parénquima acuífero) en la raíz (suculencia radical). Ejemplo : añil.

  • 2. Raíces especializadas como órganos de sostén y fijación:
    • Raíces contráctiles: son raíces adventicias, carnosas, largas y turgentes, las cuales se presentan en una cierta etapa del desarrollo de la planta y arrastran al brote cerca o debajo de la superficie del suelo, a un nivel adecuado para su desarrollo. En algunas monocotiledóneas bulbosas, las raíces contráctiles están muy especializadas y provocan el desplazamiento del bulbo a mayor profundidad del suelo; estas raíces están poco lignificadas y presentan abundante parénquima, teniendo una duración de 1-3 años, luego de lo cual las reservas se consumen y la raíz se acorta en un 30-40%.

  • 3. Raíces fúlcreas o zancos: son raíces que se originan en la base del tallo y se extienden en forma de arco hasta
el suelo, actuando como soporte. Este tipo de raíces se presenta en el maíz, en algunas palmas y en mangles (Rhizopora sp). El valor adaptativo de las raíces zancos no ha sido totalmente explicado, pero su significado como soporte mecánico de árboles altos e inestables en suelos suaves y poco profundos, es evidente. Asimismo, estas raíces pueden contribuir a la nutrición de algunas plantas cuyas raíces subterráneas han sido dañadas, en suelos inundados o pobremente aireados.

  • Raíces respiratorias o neumorrizas:
  • 4. Raíces haustoriales: son raíces muy modificadas que se presentan en plantas parásitas y hemiparásitas y están relacionadas con el tipo particular de nutrición de estas plantas. El origen de estas raíces puede ser embrional o adventicio. Las raíces haustoriales son el órgano de fijación y de absorción de estas plantas y representan los sitios en que se establece el contacto entre la planta huésped y la hospedera, considerándose: “órganos chupadores”.
  • 5. Modificaciones en relación con el ambiente: las plantas pueden presentar diversas adaptaciones, que responden a las distintas condiciones ambientales en que éstas se desarrollan. Con relación a la raíz, se pueden resaltar la siguientes características adaptativas en plantas de ambiente seco (xerófitas), ambiente acuático (hidrófitas) o muy húmedo (higrófitas).

external image moz-screenshot-7.jpg

external image tipos-de-raices.gif

Clasificacion de raices por su origen


adventicia: tienen su origen en tallos, ramas y hojas, nunca en la radícula embrionaria. En ella la radícula se seca y se remplaza por hilos delgados a nivel del talluelo que constituye la raíz definitiva. Algunas plantas las utilizan para trepar o para extenderse por la superficie del suelo.
external image Adventitiops_roots_MC.gif


pivotante o típica: tienen su origen en la radícula del embrión, que continúa creciendo y origina la raíz definitiva. Presenta un eje principal del que se desprenden las ramificaciones este se prolonga con el eje del tallo.
external image moz-screenshot-8.jpgexternal image moz-screenshot-9.jpgopt1263697367s.jpg



La raiz exteriormente está formada por:
  • Cuello que es el punto de unión con el tallo.
  • Zona suberificada: se extiende desde el cuello hasta la zona de los pelos radiculares. Recibe este nombre porque los pelos absorbentes tienen vida limitada; a medida que van cumpliendo su función, los ubicados en la región superior se caen y las células que los remplazan cargan sus membranas de suberina formando súber o corcho /tejido formado por células muertas. Esta zona aumenta de longitud con la edad de la raíz perdiendo la capacidad de absorber
  • Zona de los pelos absorbentes o radículares. Los pelos absorbentes son prolongaciones de las células epidérmicas que se alargan y se introducen entre las partículas del suelo, en busca de agua y de las sales minerales. Tienen vida, los pelos que cumplieron su función absorción y se encuentran en contacto con la zona suberificada, se marchitan, se secan, se mueren y caen siendo remplazados por nuevos pelos que se originan por debajo de los pelos inferiores
  • Zona de crecimiento, de alargamiento o meristemática. Ocupa una extensión de aproximadamente 1 cm. Y está ubicada en la parte terminal de la raíz. Ofrece mucha actividad; sus células se dividen constantemente permitiendo el crecimiento de la raíz en longitud (tejidos de formación).
  • Zona de cofia o pelonza. Es una parte protectora, de gran resistencia, que forma un especie de dedal o casquete en la zona de crecimiento. Evita la destrucción de la raíz mientras ésta avanza a través de la tierra.


external image image008.gif


Axonomorfa Napiforme Fasiculada Tuberosa

RAICES ACUATICAS.

Las plantas acuáticas o macrófitas (también llamadas plantas hidrofíticas o hidrofitas o plantas hidrofilaceas o higrofitas**) son plantas adaptadas a los medios muy húmedos o acuáticos tales como lagos, estanques, charcos, estuarios, pantanos, orillas de los ríos, deltas o lagunas marinas. Estas plantas pueden encontrarse tanto entre las algas como entre los vegetales vasculares. Su adaptación al medio acuático es variable. Se pueden encontrar diferentes grupos de plantas: unas totalmente sumergidas, otras, las más numerosas, parcialmente sumergidas o con hojas flotantes.
Generalmente están arraigadas en el cieno que se forma en el fondo de las aguas en las que viven, algunas son libres (caso excepcional en el mundo vegetal) derivando entre dos aguas y flotando en la superficie. Estas especies están, generalmente, adaptadas al modo de vida acuático tanto en su parte vegetativa como reproductiva.
external image Nenufar-rosa.JPG
external image planetarium-botanica-28-200.jpg

external image lasplantasacuaticas-5-400x533.jpg

La raíz se diferencia del tallo por su estructura, por el modo en que se forma y por la falta de apéndices, como yemas y hojas. La primera raíz de la planta, llamada radícula, se alarga cuando germina la semilla y forma la raíz primaria. Las raíces que se ramifican a partir de la primaria se llaman secundarias. En muchas plantas, la raíz primaria se llama pivotante, es mucho mayor que las secundarias y alcanza mayor profundidad en el suelo. La remolacha o betabel y la zanahoria son ejemplos característicos de plantas con gruesas raíces pivotantes. Algunas especies con raíces de este tipo son difíciles de trasplantar, porque la rotura de la raíz primaria determina la pérdida de casi todo el sistema radicular y la muerte de la planta.