external image planta.png
El sistema fundamental: comprende la parte principal del cuerpo de la planta. Las células parenquimáticas (las más abundantes), colenquimáticas y esclerenquimáticas constituyen los tejidos fundamentales.

El sistema epidérmico: o de protección cubre las superficies externas de las plantas herbáceas, está compuesto por células epidérmicas fuertemente unidas que secretan una capa formada por cutina y ceras llamada cutícula que impide la pérdida de agua. En él se pueden observar estomas, tricomas y otro tipo de especializaciones.

El sistema vascular: está compuesto por dos tejidos conductores: el xilema y el floema, transportan nutrientes, agua, hormonas y minerales dentro de la planta. El tejido vascular es complejo, incluye células del xilema, floema, parénquima, esclerénquima y se origina a partir del cámbium.

  • Xilema primario : puede ser observado en las nervaduras de las hojas, en los tallos y raices primarios. En los tallos lo encontramos siempre en co ntacto con la médula parenquimatica (parte central en los tallos). El xilema primario que se forma en primer lugar es el protoxilema, un xiloma inmaduro, con vasos de menor diametro. Pronto aparece el metaxilema, con vasos mayores.
  • Xilema secundario : La estructura más característica de este xilema es la existencia de dos sistemas de células que difieren en la orientación de sus ejes longitudinales. Uno es vertical y está formado por vasos, fibras y parénquima axial. Otro es horizontal, formado por parénquima radiomedular. La parte mas externa del xilema secundario contiene células parenquimaticas vivas y es la parte encargada del transporte del agua. A esta parte se le llama albura. En la mayoria de los arboles, la parte interna del xilema secundario cesa su actividad y sus células parenquimaticas estan muertas. A esta parte se le llama duramen.


    Xilema 1° Xilema 2°
129TN.Protoxilema. Cast de ind. 200x.2.jpg
129TN.Protoxilema. Cast de ind. 200x.2.jpg
tallotilo10xxilema1.jpg
tallotilo10xxilema1.jpg

external image Corte%20transv.%20de%20la%20hoja.gif



Raíz: es la parte de la planta que, al contrario del tallo, crece hacia la tierra. Se encarga de absorber el agua y los nutrientes del suelo y sirve como órgano fijador de la planta. Se compone de una epidermis, en la que crecen los pelos radicales; la exodermis y la endodermis, que son capas impermeables que forman parte de la corteza. Dentro de la corteza se encuentra el cilindro central que contiene tubitos que transportan el agua. A medida que crece la raíz, se forman nuevos pelos radicales y van muriendo los antiguos. En el extremo de la raíz existen tres capas de células embrionarias que van formando epidermis, corteza y cilindro central al crecer. la principal es el anclaje del vegetal, también las hay almacenadoras, suculentas, aéreas, trepadoras o como estructuras de |reproducción vegetativa]]. Por su origen se distinguen |raíces primarias]], derivadas de la radícula del embrión, y raíces adventicias originadas de cualquier otra parte del vegetal (tallo, pecíolo, etc.)
external image raiz.JPG

Tallo: es la parte aérea y dura de la planta, sobre la que se desarrollan las hojas. Conduce la savia bruta (agua y sales minerales) desde las raíces hasta las hojas, así como la savia elaborada (sustancias orgánicas) hasta cualquier lugar de la planta. Otra de su función es sostener a las flores y hojas a una cierta altura del suelo. El tallo principal es el más importante de la planta. De él comienzan a salir los tallos secundarios.
Según el medio en que viven se clasifican en:
  • Aéreos
  • Subterráneos
  • Acuáticos
La mayoría de los tallos son aéreos, crecen por encima del suelo, de forma erecta , sólo los subterráneos se desarrollan bajo el sustrato; otros no se elevan sobre el suelo por incapacidad para soportar el peso de la planta; algunos tienen la capacidad de trepar.


external image getIm.php?s=27552.tallo.jpg&x=221&y=271

Yema terminal:

Yema situada en el extremo del pámpano verde en crecimiento: Esta yema asegura el crecimiento en longitud del pámpano por multiplicación celular y diferenciación de nudos, hojas, yemas y zarcillos.

Yema axilar:

La yema axilar es un meristema (célula sin diferenciación) que se encuentra en la base de las hojas de una planta. Da origen a nuevas estructura básicas, como otras hojas, flores o espinas, que crecerán dependiendo de las necesidades de la planta y de las condiciones ambientales.

Nudo
Región del tallo de la planta, de estructura anatómica diferenciada, donde se desarrolla una hoja en cuya axila puede formarse una yema capaz de dar origen a una rama.

Entrenudo:

En Botánica el entrenudo es la parte del tallo comprendida entre dos nudos.
El primer entrenudo de la planta es el hipocótilo, situado entre el cuello de la planta y los cotiledones. Por encima de los cotiledones, se encuentra el segundo entrenudo, denominado epicótilo. En el epicótilo nacen las primeras hojas verdaderas de la planta; las que están en el segundo entrenudo y en todas las demás, llevan una yema axilar. La organización del sistema caulinar de las angiospermas es modular; es decir, es una agregación de unidades estructurales repetidas o módulos. La unidad estructural normal, el módulo típico, consta de un entrenudo, la hoja y la yema axilar.
Del alargamiento progresivo del tallo son responsables los meristemas pimarios intercalares, localizados precisamente en los entrenudos. Cuando éstos no existen, el tallo no puede progresar y se presenta entonces una disposición de las hojas en forma de roseta basal.

Rama:

Rama es la parte del árbol en la que crecen sus hojas. Se trata de una estructura de madera conectada al tronco central de un árbol o de un arbusto. Las ramas pueden desarrollarse de forma horizontal, vertical o diagonal, aunque esta última es la que presentan la mayor parte de las ramas arbóreas.



Hojas: son órganos, por lo general, de forma aplanada, donde se realiza la fotosíntesis, produciendo sustancias orgánicas. En ellas tiene lugar el intercambio de gases con la atmósfera y la transpiración, expulsando vapor de agua.

Flor: es la estructura reproductiva característica de las plantas llamadas espermafitas o fanerógamas. La función de una flor es producir semillas a través de la reproducción sexual. Para las plantas, las semillas son la próxima generación, y sirven como el principal medio a través del cual las especies se perpetúan y se propagan.

Fruto: es el órgano procedente de la flor que contiene a las semillas hasta que estas maduran y luego contribuye a diseminarlas. Desde un punto de vista ontogénico, el fruto es el ovario desarrollado y maduro de las plantas con flor. La pared del ovario se engrosa al transformarse en la pared del fruto y se denomina pericarpio, cuya función es proteger a las semillas. Con frecuencia participan también en la formación del fruto otras partes de la flor además del ovario, como por ejemplo el cáliz o el receptáculo.

Glosario:
-Ontogénico: describe el desarrollo de un organismo, desde el óvulo fertilizado hasta su forma adulta. La ontogenia es estudiada por la biología de desarrollo.
-Receptáculo: es el extremo dilatado del pedicelo floral en el que se insertan las diversas partes florales (cáliz, corola, androceo y gineceo). Un sinónimo de este concepto es el de "tálamo", que se usa a veces. Este receptáculo corresponde a un solo eje floral, y por tanto se denomina uniáxico.

En botánica, se denomina floema al tejido conductor encargado del transporte de nutrientes orgánicos, especialmente azúcares, producidos por la parte aérea fotosintética y autótrofa, hacia las partes basales subterráneas, no fotosinteticas, heterotrofas de las plantas vasculares. El floema en biologia es algo particular y sinigual.
Se reconocen 2 tipos de floema: el primario y el secundario. En el vástago, el floema primario se encuentra asociado al xilema primario contituyendo los haces vasculares. Se diferencian en protofloema y metafloema. El primero madura en las partes de la planta que aún están creciendo en extinsión, y sus elementos cribosos pronto se vuelven inactivos. El metafloema se diferencia más tarde, completa su maduración después que el órgano ha terminado su crecimiento en longitud. En las plantas que no poseen crecimiento secundario, constituye el floema funcional de los órganos adultos.
external image hoja.bmp

Al igual que nosotros las plantas poseen órganos.

Los órganos vegetales son estructuras muy organizadas, formadas por varios tipos de tejidos. El conjunto de órganos vegetales se puede dividir en dos grupos: los de la vida vegetativa, que son el tallo, la hoja y la raíz, y los de la reproducción, que incluye la flor, el fruto y la semilla. Los primeros son los encargados de mantener a la planta viva, al absorber y procesar los elementos necesarios para su alimentación y su desarrollo, como el agua, los nutrientes, la luz solar, etc. Los otros órganos, están presentes en plantas evolucionadas y se encargan de todos los aspectos necesarios para perpetuar la especie mediante la reproducción.
El tallo es el sostenimiento o eje de la planta que soporta las hojas, las yemas y los órganos reproductores. Generalmente, el tallo es aéreo, aunque también puede ser subterráneo. Su estructura varía según la clase de vegetal; puede ser muy simple en el caso de los musgos (con todas las células iguales) o muy complejo en las plantas vasculares (compuesto de diversos tejidos). Sus cuatro partes principales son el ápice vegetativo terminal y los puntos vegetativos axilares, que son las áreas de crecimiento; los nudos, que son las áreas de nacimiento de las hojas, y los entrenudos, que son las partes ubicadas entre todos ellos.
El tallo está formado por capas que partiendo del exterior de denominan epidermis, que actúa como protectora, corteza primaria y cilindro central. En éste último se encuentra la médula, que contiene unos tubitos llamados floema y xilema, que son los conductores de la planta. Los tallos pueden ser de diversos tipos. Los herbáceos son delgados, flexibles y de color verde. Los leñosos son duros y gruesos, generalmente de árboles y arbustos. Los rizomas son cilíndricos y crecen debajo de la tierra, como en los helechos. Los tubérculos son de médula desarrollada y sirven de reserva subterránea como en el caso de la papa. Los bulbos son pequeños tallos rodeados por hojas modificadas, y crecen por debajo de la tierra, como las cebollas. Los tallos carnosos son órganos especialistas en reservar agua, como los cactus.
Entre los órganos vegetales la hoja se caracteriza porque es un órgano aplanado, nace en el tallo y se encarga de realizar la fotosíntesis. Las hojas de las plantas superiores se denominan nomofilos y sólo se encargan de la fotosíntesis. En cuanto a los musgos y helechos, sus hojas se denominan frondes y también sirven como productores de esporas. Las hojas se dividen en tres partes: la base de inserción al tallo, el pecíolo (que la une) y el limbo, que se compone del haz (parte superior o dorsal) y el envés (parte inferior o ventral). En el limbo es donde se encuentran los vasos, que sobresalen en la hoja al ser más gruesos. Ellos sirven de soporte para la hoja y también para transportar el agua con los nutrientes y la savia.
Las hojas se componen de una cutícula de cobertura, una epidermis, el parénquima en empalizada (con células alargadas y cloroplastos; es el centro de la fotosíntesis), el parénquima esponjoso (con células ubicadas desordenadamente; es el lugar del intercambio gaseoso), otra epidermis y, en la parte inferior, una cutícula con aberturas llamadas estomas. Las estomas se abren y cierran debido a células en sus bordes y sirven para que la planta transpire y para la entrada de anhídrido carbónico y salida de oxígeno.
La raíz es la parte de la planta que, al contrario del tallo, crece hacia la tierra. Se encarga de absorber el agua y los nutrientes del suelo y sirve como órgano fijador de la planta. Se compone de una epidermis, en la que crecen los pelos radicales; la exodermis y la endodermis, que son capas impermeables que forman parte de la corteza. Dentro de la corteza se encuentra el cilindro central que contiene tubitos que transportan el agua. A medida que crece la raíz, se forman nuevos pelos radicales y van muriendo los antiguos. En el extremo de la raíz existen tras capas de células embrionarias que van formando epidermis, corteza y cilindro central al crecer. También tiene un pequeño abultamiento llamado cofia, que se encarga de orientar a la raíz según la fuerza de gravedad, además de proteger los tejidos embrionarios y facilitar la penetración por el suelo.
En cuanto a la flor, es un órgano reproductor muy llamativo, presente en las angiospermas o plantas de flor. Consiste en un eje llamado receptáculo, en el que está los cuatro órganos especializados o verticilos que incluyen los sépalos, los pétalos, los estambres y el gineceo. Al conjunto de pétalos se le llama corola, que es la parte más vistosa de diversos colores. El resto de los órganos forman el cáliz, de color verde. Los sépalos del cáliz, son pequeñas hojas que recubren a la flor cuando no se ha desarrollado. Los estambres son los órganos reproductores masculinos que consisten en una especie de tallo alargado, a veces con un vaso en el interior llamado filamento, y un ensanchamiento en la parte superior llamado antera. En estas dos estructuras se encuentran los sacos polínicos llenos de polen. El gineceo es el órgano reproductor femenino, que tiene forma de recipiente. Está formado por los carpelos, que confluyen en la parte superior, formando como un cuello de botella llamado estilo, que tiene la parte inferior ensanchada, que es el ovario (con óvulos en su interior). En algunas flores, el estilo se ensancha en la parte superior, formando el estigma, que es una estructura que permite que se adhieran los granos de polen. Las flores pueden ser femeninas, masculinas o hermafroditas.
Siguiendo con los órganos vegetales, en cuanto a los frutos, estos son típicos de las angiospermas. Se forma cuando la flor es fecundada. Los pétalos y otros órganos mueren, dejando al ovario, que crece y se transforma en el fruto. En cuanto a los óvulos, se convierten en las semillas. La función principal del fruto es diseminar las semillas. Pueden hacerlo abriéndose y soltando las semillas, o secándose o siendo consumido por algún animal, con lo que también llegan las semillas al suelo, como por ejemplo con las heces. Las semillas son embriones en estado de vida latente. Están protegidas por una membrana dura y pueden estar provistas por reservas de nutrientes. Pueden resistir por largos años hasta encontrar las condiciones de temperatura y humedad necesarias para germinar y dar origen a una nueva planta.
LOS_ORGANOS_DE_LAS_PLANTAS.cmap.jpgEsquema: Órganos de las plantas.

¿Qué es una planta?

Actualmente se denominan plantas a aquellos organismos, individuos o especies que forman parte del reino de las Plantas.

Cotiledón


external image 170px-Monocot_vs_dicot_crop_Pengo.jpgHierba brotando en la izquierda (una Monocotiledonea), mostrando un solo cotiledón. Comparada con una
Dicotiledonea (derecha).estructura_general_de_la_planta.jpg
En botanica, los cotiledones son las hojas primordiales constitutivas de la semilla y se encuentran en el germen o embrión.
Las semillas de las plantas monocotiledonas implican un único cotiledón (trigo, maíz); las de las dicotiledonas implican dos (judía, guisante, castaño); las de las coníferas implican de diez a doce. Los cotiledones a menudo se encargan de las reservas nutritivas.
En las dicotiledoneas, se encargan de distintos tipos de reservas, proteinas, lipidos y azucares. Estas reservas que se encuentran bajo formas complejas, se deterioran durante la germinacion, debido a enzimas. Las pequeñas moléculas resultantes de esta degradación se transportan hacia el embrion, que las utiliza para seguir su ciclo de desarrollo.

En un vegetal superior se observa un aparato vegetativo, un conjunto de órganos que contribuyen a su vida y crecimiento (raíces,
hojas, tallos), con funciones claramente diferenciadas. Sin embargo, en el caso de los vegetales inferiores no se puede hablar propiamente de tejidos, ya que no disponen de elementos conductores de savia (vasculares), aunque sí podemos hablar de pseudotejidos, que empiezan a mostrar cierta especialización y división del trabajo fisiológico.


Glosario de las plantas.



Con forma de aguja, p.e.: las hojas del pino.

Flores cuyo verticilo (sépalos,pétalos o tépalos) se dispone regularmente, con simetría radial en torno al eje del pedúnculo floral; como en la rosa.

Terminado en punta.

Desprovisto de hojas o estas son muy reducidas o elementales, producidas como adaptación a medios áridos (xerofítica) al limitar la transpiración.

Tejido que rodea el embrión de algunas plantas, como el trigo, que le sirve de alimento cuando la semilla germina. Su aspecto varía según la naturaleza de las sustancias nutritivas que contenga.

Inflorescencia en forma de espiga cuyas flores, densamente dispuestas, carecen generalmente de perianto vistoso y siendo predominantemente unisexuadas (ver siguiente esquema).
Esquema con diferentes tipos de Inflorescencias
Esquema con diferentes tipos de Inflorescencias

Diferentes Tipos de Inflorecencias

Que contiene almidón o que se parece a esta sustancia.

Se dice de las plantas cuya polinización se realiza gracias al viento, que transporta el polen.

Planta fanerógama cuyos carpelos forman una cavidad cerrada u ovario, dentro de la cual están los óvulos.

Referente al ápice: extremo superior o punta de algo.

Fruto seco, indehiscente, con una sola semilla y pericarpio no soldado a ella.
Diaquenio sin contiene dos semillas.

Tallo herbáceo y sin hojas que sostiene las flores y el fruto de algunas plantas, como la pita o las liliáceas.

Hoja modificada o reducida, situada en la axila de una hoja, flor o inflorescencia. Recibe la denominación de bracteola una bractea más pequeña, que suele aparecer entre el apéndice y la auténtica bráctea.

De tamallo o grosor muy fino (como un cabello).

Inflorescencia (propia de las Compuestas) formada por un eje ensanchado y corto sobre el que se disponen numerosas flores sentadas rodeadas y protegidas por brácteas.

Fruto seco e indehiscente a cuya única semilla está íntimamente adherido el pericarpio. Por ejemplo el grano de trigo.

Hoja transformada para formar un pistilo o una parte del pistilo.

Dícese de la planta capaz de formar césped.

Con pequeños pelos (cilios) en el borde.

Inflorescencia cuyo eje tiene una flor en su extremo.

Que facilita la evacuación de la bilis contrayendo la vesícula biliar.

De consistencia recia parecida al cuero

Inflorescencia en la que los pedúnculos florales nacen en distintos puntos del eje de la flor pero sus extremos terminan aproximadamente al mismo nivel.

Conjunto de los pétalos de la flor. Es el verticilo más interno del periantio.

Primera hoja del embrión de las plantas con flor (fanerógamas).
Se denominan Monocotiledóneas cuando tienen un solo cotiledon o Dicotiledóneas cuando este tiene dos cotiledones.

Se aplica a las plantas con las hojas, tallos, etc. carnosas y repletos de jugo.

Que carece de flores.

Con forma de cuña.

Envoltura a manera de copa, foliáceo, escamoso o leñoso, que cubre más o menos el fruto de algunas plantas.

Dispuesto en parejas, de manera que cada par forma ángulo recto con la contigua (ver siguiente esquema), es característico en las Labiadas.
Disposición de las hoja
Disposición de las hoja

Disposición de las hojas

Encorvado hacia el interior.

Frutos cuyo pericarpio se abre de forma natural para dejar salir las semillas. Denominándose Indehiscentes cuando carecen de una forma definida de apertura.

Con dos formas.

Plantas con flores masculinas y femeninas separadas y en distintos pies.

Fruto carnoso que envuelve un hueso duro y lignificado, en cuyo interior se halla la semilla (p.e. cereza, nuez).

Que actúa como calmante sobre la piel y mucosas inflamadas.

Dícese de las plantas en cuya polinización intervienen insectos de todo tipo.

Verticilo de piezas semejantes a los sépalos que se disponen por fuera y por debajo del cáliz.

De aspecto seco y membranoso, con apariencia apergaminada.
Se dice de los órganos de los vegetales del color de hojas secas, que son delgados y semitransparentes, lo cual a veces les da aspecto de escamas.

Apéndice foliar, por lo general laminares o membranosos, en número de dos situados a los lados de la base foliar (ver siguiente esquema).
Partes de la hoja
Partes de la hoja

Partes de una hoja

Prolongación hueca, algo cónica, de un órgano (sépalo, pétalo o corola soldada).

Tallo horizontal que por lo general produce raíces y plantas nuevas en los nudos.

Plantas en que el conjunto de los órganos de la reproducción se presentan en forma de flor, que se distingue a simple vista.

De tallo hueco, como el de las cañas.

Fruto sencillo y seco, que se abre (dehiscente) solo por un lado y tiene una única cavidad que comúnmente encierra varias semillas.

Cada uno de los limbos de una hoja compuesta.

Hojas de los helechos. Al nervio central se le denomina Raquis.

Corola con los pétalos soldados (típico en las Labiadas).

Desprovista de pelos.

Provista de glándulas.

Verde claro.

Cubierta floral de las gramíneas, que se compone de dos valvas a manera de escamas, insertas debajo del ovario.

Órgano adaptado para chupar de otras plantas.

Plantas cuyas flores reúnen en sí mismas ambos sexos.

Cubierto de pelo muy tieso y tacto áspero.

Flor incompleta, que tiene un perianto sencillo con un solo verticilo o perigonio de hojas florales coloreadas, que son los tépalos.

Verticilo o conjunto de brácteas que rodean y protegen una inflorescencia en su base, como las umbelas y los capítulos.

Cada una de las tiras largas y de forma irregular en que se dividen las hojas o los pétalos de algunas plantas.

Que contiene o lleva látex.

Lámina o parte ensanchada de hojas, sépalos, pétalos y tépalos.

(Del latín: lengüeta) Especie de estípula situada entre el limbo y el pecíolo de las hojas de las gramíneas. Falso pétalo desarrollado en el borde del capítulo de ciertas compuestas, formado por la soldadura de los pétalos, que puede ser de color azul, amarillo o, más comúnmente, blanco (como en las margaritas).

Capa media (de las tres que lo forman) y carnosa de los frutos. (p. ej., la parte carnosa del melocotón).

Flores masculinas y femeninas separadas (unisexuadas) pero en la misma planta.

De aspecto viscoso - gomoso, más o menos trasparente.

Fruto seco indehiscente que contien una única semilla en su interior.

Romo, sin puta.

Inflorescencia en forma de panoja o espiga de flores, de aspecto racimoso y complejo.

Hace referencia a las ramas, hojas, etc. que forman un ángulo muy abierto con el tallo en el que se insertan.

Tallo o rabillo de las flores, frutos y hojas.
Cuando carecen de él reciben la denominación de sentadas.

Dícese de los órganos laminares con el peciolo inserto en su centro.

Órganos (flores) simetricos en múltiplos de cinco.

Planta que vive más de dos años y florece, por lo general, anualmente.

Conjunto de piezas o envoltura floral, estériles, compuesta generalmente de dos verticilos de hojas: uno externo (el cáliz, de color verde) y otro interno (la corola, coloreada). Es típica de la plantas fanerógamas.

Parte exterior del fruto de las plantas, que cubre las semillas.

Envoltura externa de las flores homoclamídeas, formada generalmente por un verticilo simple de hojas florales coloreadas o tépalos.

Hoja florar (estéril) o pieza de individual de la corola de una flor, por lo general coloreada.

Hoja compuesta, con los foliolos (o pinnas) a ambos lados del nervio central.
Bipinnada: cuando el nervio central termina en dos foliolos.
Imparipinnada: cuando el nervio central termina en un único foliolo.

Hojas pinnadas
Hojas pinnadas

Disposición de las hojas Pinnadas

Órgano femenino vegetal, que ordinariamente ocupa el centro de la flor y consta de uno o más carpelos. En su base se encuentra el ovario y en su ápice el estigma, frecuentemente sostenido por un estilo. Su conjunto constituye el gineceo.

De hojas planas y generalmente anchas.

Tallo que, sin fuerza para mantenerse erguido, se arrastra sobre el suelo sin arraigar en él.

Tenue recubrimiento céreo que presentan las hojas, tallos o frutos de algunos vegetales.

Cubierto de pelos suaves y cortos.

Parte de una planta que nace inmediatamente de la raíz.

Con forma de riñón.

Tallo horizontal, postrado o subterráneo, a veces provisto de raíces, brotes foliares y hojas reducidas con forma de escamas; que actua como órgano de reserva y de propagación de la planta.

Hoja transformada, generalmente recia y de color verdoso, que forma parte del cáliz.

De aspecto sedoso. Cubierto de pelo fino, generalmente corto y con cierto brillo.

Dícese de cualquier órgano o parte orgánica de la planta que al carece de pie, soporte o pedúnculo, se dispone directamente sobre el tallo.

Fruto capsular seco con tabique central y apertura mediante dos valvas; es propio de las crucíferas. Se denomina Silícula cuando el fruto es corto, más ancho que largo.

Con los pétalos / sépalos soldados entre sí.

Flores con el ovario situado por encima del nivel de inserción del cáliz y la corola; p.e.: crucíferas y poligonáceas

Dícese del verticilo que consta de cuatro piezas y de la flor que tiene corola y cáliz con este carácter.

Conjunto de pelos (simples o ramificados), normalmente entrelazados, a modo de borra.

Inflorescencia en forma de sombrilla, con todos los radios iguales partiendo directamente del extremo del eje principal (p.e. ejemplo la flor del hinojo).

Con forma ventruda, a modo de orza, con el limbo poco desarrollado (p.e. ejemplo la flor de los nazarenos).

Cada una de las partes (dos o más) de la cáscara de un fruto que, juntas por suturas, encierran las semillas, como en el haba.

Conjunto de órganos (hojas, pétalos, sépalos) que parten de un eje, de forma radial, y al mismo nivel.

Se dice de las plantas dotadas de una cepa perennes pero cuyos órganos aéreos (epígeos) son anuales, desaparecen en épocas invernales o desfavorables.

Tallo que tiende a trepar formando espiras alrededor de los objetos.

Especie adaptada a vivir en medios secos, carentes de agua.

Flores cuyos verticilos (sépalos,pétalos o tépalos) se disponen simétricamente a un lado y a otro de un plano que divide la flor en dos mitades, como ocurre en la del guisante, en la boca de dragón, etc.